03/03/2021 | BYPOR Jane Reuter

Tips para ser un experto en tus videollamadas de home office.

Si bien recientemente comenzó la campaña gradual de vacunación contra la COVID-19 en México y otros países del mundo, el distanciamiento social se mantiene vigente en muchas industrias como una medida para reducir contagios.

Por ello, mantener una conexión personal efectiva con los colaboradores y los clientes se ha convertido en un desafío para las empresas, donde es fundamental saber comunicarse a través de una pantalla. Al final de cuentas, una videollamada es lo más parecido a la experiencia de una reunión cara a cara en el ambiente laboral.

Con esto en mente, a continuación te ofrecemos una serie de tips básicos que te ayudarán a ser visto y escuchado de la mejor forma posible. De esta manera, siempre podrás concentrarte en las personas con las que estás hablando, en lugar de poner tu atención en toda la tecnología involucrada en cada videollamada.

La cámara

Si bien los smartphones y las tabletas suelen tener una buena cámara incorporada, es posible que tu computadora no cuente con una. Y si la tiene, es casi seguro que será de menor calidad que la de tu dispositivo móvil. Entonces, ¿cómo puedes verte bien en tus videollamadas de trabajo? Aquí tienes varias opciones:

  1. Invierte en una webcam de calidad. Muchas cámaras de alta definición (HD) cuestan menos de 1,000 pesos y, la mayoría de las veces, son mejores que las cámaras integradas, ya que ofrecen una mejor imagen. Además, ocupan poco espacio, ya que tienen sólo unas pocas pulgadas de ancho y se pueden conectar directamente a la pantalla de tu computadora.
  2. La luz es clave. No importa qué cámara uses, si la iluminación no es adecuada, no te verás bien. Asegúrate siempre de que la luz venga de algún lugar frente a ti, para que tus compañeros puedan observar bien tu rostro y no tengan que ver sólo una silueta oscura y extraña; o peor aún, que necesiten entrecerrar los ojos por un deslumbramiento desagradable. Un tip importante: siéntate frente a una ventana, nunca de espaldas a ella.
  3. Mira hacía la cámara. Si no observas directamente hacia ella durante una videollamada, no estarás haciendo contacto visual con tus interlocutores, lo cual es muy importante. Fija tu visión directamente en la lente, y no en la pantalla, especialmente cuando es tu turno de hablar. Colocar la cámara al nivel de los ojos es un gran primer paso, incluso si esto significa colocar tu computadora encima de algunos libros u otros objetos. Se necesita un poco de práctica, pero mirar a la cámara hace que tus conversaciones sean mucho más efectivas y se te preste más atención.
  4. Comprueba tu entorno. Antes de comenzar a hablar, es importante asegurarte de que no haya nada fuera de lugar en la habitación desde la que te estás conectando. ¡Una bicicleta estática con ropa colgada puede no ser el mejor escenario! Y recuerda que el hecho de que tu smartphone, tableta o laptop te permitan ir de una habitación a otra, no significa que las demás personas quieran ir contigo.
  5. Asegúrate de que todo esté bien. Antes de iniciar la videollamada, tómate unos segundos para verificar que la cámara funcione correctamente. Por lo general, puedes hacerlo en la aplicación que estés utilizando. Si no es así, asegúrate de que la cámara esté encendida, apaga cualquier otra aplicación que pueda estar intentando usarla y verifica que tu computadora esté usando el hardware correcto si la webcam es externa.

El micrófono

El cómo suenas en una videollamada es igual de importante que el cómo te ves. Tu voz debe ser clara y fácil de entender, sin retrasos ni ecos. Para asegurarte de que te escuchen lo mejor posible, ten en cuenta lo siguiente:

  1. Utiliza un micrófono externo. Si estás trabajando con una laptop o una computadora de escritorio, un micrófono externo puede mejorar enormemente el sonido. Los audífonos móviles generalmente suenan mejor que el micrófono integrado de una computadora, pero un micrófono USB especial funciona aun mejor. Sólo asegúrate de cambiar las opciones de audio.
  2. Cuida dónde estás sentado. No importa si usas un micrófono externo o uno integrado: debes estar sentado lo suficientemente cerca para que te escuchen. Cuanto más lejos estés, más suave será tu voz. Trata de mantener la misma distancia del micrófono para que puedas ser escuchado a un volumen constante.
  3. Prueba diferentes audífonos. Muchos modelos, inalámbricos o con cable, tienen micrófono. El uso de auriculares puede ayudar a eliminar el ruido de fondo y el eco, además de ayudarte a escuchar mejor.
  4. Aprende a manejar bien el botón de silencio. ¿Te preguntas por qué no te oyen? Probablemente estés “silenciado”. Observa el pequeño icono de “mic” que tienen la mayoría de las aplicaciones. Habrá una línea a través de él si estás silenciado. Simplemente haz clic en este icono para activar el sonido. Ten en cuenta que este botón también puede ser muy útil, especialmente si hay ruido de fondo en tu habitación, o bien si estás tosiendo, suspirando u otra cosa mientras deberías estar poniendo atención.
  5. Asegúrate de que todo funcione correctamente. La mayoría de los tips para usar la cámara también se aplican al micrófono. Verifica siempre que esté encendido, cierra todas las aplicaciones que puedan estar usándolo y checa que tu computadora esté usando el canal correcto.

Conexión a Internet

Para asegurarte de tener la mejor conexión antes de iniciar tu videollamada, es importante que aproveches todo el servicio de internet satelital de Viasat. De la misma forma, puedes seguir estos sencillos tips para evitar que tus llamadas se congelen o se interrumpan:

  1. Cierra las ventanas que no necesites durante la llamada. Cuantos más programas compitan por la conexión y la carga de la batería, es más probable que tengas problemas.
  2. Solo habla. Trata de no cargar o descargar archivos, ver videos ni hacer nada que pueda ralentizar la velocidad de conexión requerida para tu videollamada. Eso también te ayudará a estar más atento: si estás respondiendo un correo electrónico o revisando Facebook, es posible que te distraigas y pierdas interés en la conversación.

Un poco de esfuerzo y preparación pueden ayudarte a establecer una mejor conexión con las personas con las que estás interactuando en una pantalla. Si eres eficaz y profesional a pesar de todos los desafíos actuales, tus clientes y colaboradores lo agradecerán, lo que será bueno para la empresa incluso después de que termine el distanciamiento social.

También lee: ¿Tu señal de WiFi ralentiza la conexión en casa? Aquí, 5 sencillos tips para evitarlo

 

 

 

 

BackAtrás