08/7/2020 | BYPOR Jane Reuter

4 tips para mejorar la conexión a internet en casa

¿Has notado últimamente que, mientras ves una película o tu serie favorita, la calidad del streaming disminuye? ¿O que cuando reproduces vídeos en YouTube tardan en cargar? Posiblemente hayas notado lo mismo con la música o las videoconferencias del trabajo. Todo ello te impide mejorar la conexión a internet en casa.
Estas reducciones de velocidad se deben a los períodos prolongados que las personas y familias están pasando en casa, siempre conectadas al mismo servicio de Internet para llevar a cabo sus actividades diarias. La situación está ocasionando que las redes se saturen durante el confinamiento social.
Una forma de mejorar las cosas es optimizar tu conectividad en casa. Te compartimos 5 consejos que pueden ayudarte:

1. Define horarios y planifica para mejorar la conexión a internet
La mayoría de las personas en casa se conecta en un horario similar al que tenía en su oficina. Esto causa mucho tráfico en la red, especialmente si emplean aplicaciones que consumen muchos datos, como streaming de video, herramientas de trabajo o descargas de archivos grandes.
Si alguien en casa está viendo videos mientras intentas trabajar, puede ser un problema. Saber lo que todos están haciendo en línea y establecer un horario puede ayudar a evitar lentitud en tu red doméstica.

2. ¿Sabes cuántos datos usas cuando estás en casa?
El streaming de video consume muchos datos, especialmente ahora que existe una gran variedad de contenidos en plataformas como YouTube y Netflix; sin embargo, puedes ajustar la resolución de sus contenidos a baja calidad, lo cual disminuye la saturación. Esta medida también ayuda a la red global a operar en condiciones óptimas para todos los usuarios.
Otra recomendación es que, en lugar de usar pantallas grandes, utilices dispositivos más pequeños que consumen menos datos y ancho de banda.
Aquí puedes revisar más dispositivos y actividades comunes para saber qué tantos datos utilizan. ¡Algunas cosas te sorprenderán!

3. Si vas a hacer home office…
Si trabajas desde casa, probablemente la velocidad del internet que llega a tu celular no será suficiente, así que un servicio residencial como el de Viasat puede funcionarte mejor, especialmente si otras personas van a estar conectadas todo el tiempo. Pon especial atención a este consejo si no vives en un área donde llegue adecuadamente el internet cableado o por fibra óptica.

4. Los dispositivos necesitan tomar un descanso, al igual que tú
Entre más dispositivos se conecten a tu red doméstica, más lento se volverá el internet y tendrás más problemas de conexión. La conectividad puede mejorar cuantos menos dispositivos se encuentran conectados a la misma red.
Así mismo, es bueno que tomes un descanso de la tecnología (smartphone, tablets o cualquier otro dispositivo): el distanciamiento social nos insta a movernos de alguna manera, pues pasamos largos periodos físicamente inactivos. Por ello, te recomendamos que de alguna manera aproveches estos momentos para hacer ejercicio, meditar o cocinar tu comida favorita.
Aunque sin duda la emergencia sanitaria nos ha llevado a cambiar nuestros estilos de vida, puede ser más llevadera si optimizamos nuestros hábitos, especialmente aquellos relacionados con la conectividad, en un momento en que la demanda de internet ha incrementado a nivel mundial.

BackAtrás