23/04/2020 | BYPOR Patti Rutkin

Home office en línea: ganar-ganar para empresas y trabajadores

Con el distanciamiento social como nueva norma en todo el mundo debido a la pandemia de coronavirus, poder trabajar desde casa ya no es solo un lujo. Para las personas que necesitan trabajar de esta manera, una conexión fuerte a Internet es una herramienta esencial.

Incluso en tiempos normales, esta práctica hace sentido para permitir que la gente haga su trabajo gracias a una computadora con conexión a Internet. Las juntas en persona y la comunicación con compañeros de trabajo se pueden transferir fácilmente a correos electrónicos, mensajes instantáneos y videollamadas, lo que también se puede hacer con un teléfono inteligente.

El teletrabajo o home office no solo significa un día sin tener que trasladarse a la oficina, sino que también ha permitido que muchas personas y empresas continúen sus operaciones normales incluso cuando se enfrentan a eventos extraordinarios como la pandemia.

Beneficios de hacer home office

1. Incremento del sentido de responsabilidad individual

Para que el trabajo remoto sea exitoso, quien lo haga debe ser organizado, estar comprometido y tener una buena gestión del tiempo. Así mismo, es necesario tener claridad acerca de las tareas que tiene que realizar en el día y mantenerlas como prioridad sin distraerse por cuestiones personales. Una buena rutina, un ambiente agradable, disciplina y una conexión a Internet confiable son esenciales para aprovechar al máximo esta actividad.

Del mismo modo, las empresas pueden ganarse el aprecio de sus empleados permitiéndoles trabajar desde casa en ocasiones. Y, por supuesto, en emergencias como la pandemia es fundamental contar con esta posibilidad.
2. El trabajo de los empleados es más apreciado.
Aunque parecería que al estar físicamente presentes en la oficina, los empleados están 100% dedicados al trabajo, la verdad es que tienen las mismas o más distracciones que en el hogar: almuerzos o descansos largos, pláticas con compañeros de trabajo, molestias debido a la oficina misma (espacio físico o, incluso, asientos incómodos), trato con otras personas, reuniones improductivas, etc.

En el entorno de home office, lo principal que se espera de los trabajadores es el resultado de su trabajo. Si no están siempre en su escritorio, si terminan temprano su día de trabajo, o si se tomaron más de una hora para comer, no importa tanto como que se cumplan los objetivos del trabajo.

3. Solo se necesitan herramientas básicas.
¿Qué tienen en común el teletrabajo y el trabajo en una oficina? Que hay una persona frente a una computadora conectada a Internet. Es una ecuación de tres factores que pueden replicarse fácilmente en el hogar.
Tener Internet residencial de alta velocidad permite a la gente trabajar cómodamente desde, casa sin preocuparse por los problemas de conexión.
La oficina en casa es algo que cuesta poco a las empresas. Por el contrario, puede representar un ahorro, ya que, generalmente, cada persona paga el Internet que usa en su hogar (porque también lo usa para el disfrute personal y familiar); además, el equipo de cómputo puede ser propio del empleado o de la compañía.
Adicionalmente, los servicios de electricidad y agua generalmente son pagados por los empleados, mientras que a veces también ahorran en transporte, gas e incluso en alimentos.
4. El trabajo no se limita a una ubicación específica.
El trabajo remoto ofrece una nueva forma de hacer negocios que no se limita a cuatro paredes. Con una buena conexión a Internet, es posible dar seguimiento a proyectos laborales durante viajes de negocios o incluso en vacaciones (solo en casos de emergencia), así como en situaciones en las que se tiene que permanecer en casa para resolver un asunto personal o cuando se está enfermo.

Gracias al home office, muchas personas pueden mantener sus negocios a flote incluso durante emergencias o desastres, cuando no pueden ir físicamente a las oficinas o están cerradas, en mantenimiento, etc.

Con Internet residencial puedes mantener tu vida personal y profesional bajo control sin salir de casa. Si estás en búsqueda de una conexión confiable, considera los servicios de Viasat, el proveedor de Internet satelital en México que está mejorando la conexión en las grandes ciudades y contribuyendo a la inclusión digital de comunidades remotas.

BackAtrás