18/09/2019 | BYPOR Victoria Lee

Consejos de seguridad al usar Wi-Fi público

¿Sabías que tus dispositivos móviles automáticamente se conectan a algunas redes que pueden poner en riesgo tu información personal? Aprende a identificar señales de internet y sitios web seguros, y conoce prácticas muy sencillas que protegerán tus datos en el mundo digital.

La seguridad al usar redes de Wi-Fi público

Todos queremos gozar de una señal de internet privada, y que nos “reciba en casa” cada vez que llegamos del trabajo o escuela; incluso asumimos que cada casa a la que vamos tiene su propia señal de Wi-Fi y pedimos la clave sin preocuparnos por la seguridad.

Pero no siempre podemos estar en nuestro hogar usando el internet privado, incluso muchas personas no pueden conectarse desde sus casas, ya sea por barreras económicas o porque viven en zonas donde no hay distribuidores. Es entonces cuando se vuelve necesario recurrir a conexiones Wi-Fi públicas.

Las podemos encontrar en restaurantes, plazas, hoteles, transporte público, escuelas y otros lugares donde simplemente hay señales abiertas y que aparecen mientras caminamos por la calle. A veces nos parece conveniente que estén ahí, pero hay que saber distinguir cuáles son seguras y cómo usarlas sin poner en riesgo nuestra información.

Dos tipos de Wi-Fi público: protegido y desprotegido.

El tipo de conexión que queremos evitar son las conexiones desprotegidas. A estas redes se puede acceder libremente, sólo basta estar dentro del rango de cobertura, no se necesita ningún paso de seguridad, como una contraseña o inicio de sesión.

Por otro lado, una conexión protegida le pide al usuario aceptar ciertos términos legales, acceder con una cuenta o ingresar un código de acceso. También se puede solicitar la compra de cierta cantidad de datos o tiempo de conexión para poder acceder a un internet seguro. Estas señales son mucho más confiables, ya que por lo regular provienen de compañías conocidas que hacen un “trato” con las personas que reciben el servicio; por ejemplo, son clientes de un establecimiento, se hospedan en un hotel o compran un código para conectarse.

Al acceder a una red gratuita asegúrate de que el origen de la misma sea confiable. Los puntos de conexión de Wi-Fi Comunitario de Viasat son un buen ejemplo de una red confiable; los cuales tienen el propósito de llevar internet para ayudar a personas de zonas específicas que no tienen la posibilidad de contratar internet privado.

Independientemente de si una red está protegida o desprotegida, es buena idea seguir algunas recomendaciones de seguridad al conectarse a una red nueva.

Datos bancarios

Al usar redes desprotegidas de las cuales desconozcas su origen, no abras o ingreses información bancaria. Para ocuparte de asuntos financieros mejor espera a que puedas llegar a una conexión que conozcas y confíes.

Compras en línea

Sigue el mismo principio del ingreso de datos bancarios, ya que requiere enviar información importante, como tus datos de accesos a las tiendas y de pagos. Hazlo únicamente desde una red confiable.

Conectividad automática

Desactiva esta opción en tu teléfono, tableta o computadora. Al estar activada la conectividad automática, es muy probable que tu dispositivo vaya conectándose de una red a otra mientras te desplazas, por eso a veces tienes Wi-Fi en tu celular y no sabes ni de dónde proviene. Parece ser de mucha ayuda, pero en realidad no te estás conectando a ninguna red protegida. Apaga esta opción, sobre todo cuando te encuentres en zonas que no conoces.

Pero no te preocupes: tu teléfono seguirá recordando tus redes de Wi-Fi habituales una vez que te encuentres cerca de ellos.

Desactiva el Bluetooth cuando no lo uses

Al estar en casa lo usas para muchas cosas y disfrutas de los beneficios de conectar distintos dispositivos entre sí, pero al estar en espacios públicos mantén el Bluetooth desconectado. Hackers buscan señales abiertas para acceder a dispositivos ajenos.

Distingue los sitios web seguros

Buscadores como Google Chrome ahora te permiten saber si la página web que tienes abierta está encriptada, lo cual añade seguridad extra a tu privacidad.

  • Las páginas que inician con HTTPS y que muestran un candado cerrado al inicio de la dirección URL son seguras.
  • Lás páginas que inician con HTTP (sin la S) no están encriptadas, lo que significa que existe el riesgo de que cualquier hacker conectado al mismo Wi-Fi pueda ver tu información. También aparece un icono de candado abierto en la barra de dirección. En realidad tampoco es bueno entrar a esos sitios, ni siquiera mediante tu internet privado.

Hay precauciones sencillas de seguir, ya sea que se use Wi-Fi privado o Wi-Fi público protegido. Son especialmente importantes si se tiene la necesidad de usar Wi-Fi público desprotegido en algún momento.

BackAtrás