30/08/2019 | BYPOR Nichole Rostad

Banda ancha: ¿por qué todos hablan de ella?

Una verdadera conexión de “banda ancha” es sin duda la forma más deseable de internet hoy en día. Pero, ¿qué significa realmente el término “banda ancha”?

La banda ancha es un tipo de conexión a internet de alta velocidad que lleva su nombre por la amplia “banda” de frecuencias disponibles para transmitir información.   Pero conocer cada detalle técnico no es tan importante, lo que vale la pena comprender es que la banda ancha simplemente significa más espacio para la transmisión de datos. Piensa en una carretera: cuantos más carriles tenga, más automóviles podrán recorrerla a velocidades más altas. La banda ancha es importante para el internet de hoy debido a que la gran mayoría de sus aplicaciones requieren muchos datos. Necesitas que esa carretera sea más amplia para transmitir toda esta información, porque si todos viajáramos en una carretera de dos carriles, los datos no podrían fluir tan rápido e internet sería lento.

El acceso de banda ancha permite a los usuarios realizar muchas tareas entre sus dispositivos favoritos al mismo tiempo. La velocidad dependerá del proveedor de cada servicio.

No toda la banda ancha es igual

La calidad de un servicio de banda ancha se mide en megabits por segundo (Mbps). Los bits son las unidades más pequeñas que existen para medir datos, y un megabit es más de un millón de esas unidades. La velocidad a la que viajan estos bits nos dice cuán efectivos son los “carriles” de nuestra “carretera” (la banda ancha): cuanto mayor es el número, más rápida es la transmisión de datos. De esta manera, podemos descargar música y documentos más rápido, transmitir o subir videos, jugar videojuegos, hacer llamadas telefónicas en línea, visitar sitios web y más.

No existe una definición mundial de cuál debe ser la velocidad de la banda ancha estándar. En Estados Unidos, la Comisión Federal de Comunicaciones define la banda ancha como velocidades de descarga de al menos 25 Mbps. En México, hasta ahora no se ha establecido una definición concreta de banda ancha, pero la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) menciona que se consideraría como banda ancha a aquellas suscripciones de una velocidad anunciada de 256 kbps o superior.

Cómo se distribuye la banda ancha

La tecnología más común para contar con banda ancha es el cable, pero una tecnología más reciente usa fibra óptica, una forma de cable que cuenta con mayor capacidad de transmisión de datos.

Si bien el cable y la fibra son buenas opciones, su desventaja es que generalmente se limitan a áreas con más población. En ambos casos se deben enterrar cosas en el suelo, y si solo hay un puñado de hogares en un área determinada, a las compañías no les va a convenir invertir en la infraestructura necesaria para llevar la línea a una comunidad escasamente poblada.

Esa es una de las razones por las cuales el internet satelital es visto como la clave  para conectar a miles de millones de personas de todo el mundo que se encuentran en áreas desatendidas por cable y fibra. Dado que el satélite lleva la señal directamente a los hogares o negocios, no se requiere infraestructura costosa en tierra para brindar el servicio. Todo lo que se necesita es una antena parabólica pequeña y una línea de visión despejada hacia el satélite sobre el ecuador.

El internet satelital ya está disponible en muchos lugares del mundo, e innovaciones recientes le han permitido alcanzar velocidades de banda ancha, así como contar con transmisión de datos de alta capacidad.

El internet satelital de Viasat ofrece más que sólo la posibilidad de brindar servicio directo a hogares y negocios: esta tecnología también le permite a los usuarios acceder a Wi-Fi Comunitario a precios asequibles. El concepto es simple: la antena se instala en una ubicación central y la señal se comparte a través de Wi-Fi en paquetes pequeños y económicos. Es una gran opción para las personas que tal vez no puedan pagar por tener su propio servicio.

En México, ya se han instalado casi 3,000 puntos de acceso de Wi-Fi Comunitario de Viasat.

Por lo tanto, si bien las velocidades de banda ancha son importantes para acceder al internet de hoy, la disponibilidad del servicio también es clave. Si los proveedores de cable y fibra no pueden o no quieren dar el servicio en tu zona, el internet satelital de Viasat podría ser una excelente opción para ti.

BackAtrás