14/08/2019 | BYPOR Jane Reuter

El Internet satelital es ya una necesidad debido a la expansión de la atención médica en línea

Las enfermedades crónicas y el envejecimiento de la población vuelven esencial el servicio a nivel mundial

Las enfermedades crónicas (padecimientos que duran hasta tres meses o más) son un problema serio en México. De acuerdo con el Sistema de Información en Enfermedades Crónicas (SIC), hasta principios de abril de 2019, existían en el país casi 1,838,000 pacientes con diagnóstico de una enfermedad crónica. Así mismo, de los pacientes registrados en el SIC, casi 1,082,000 tenían diabetes y más de 1,208,000 hipertensión. Por otra parte, en términos de costos, la obesidad y sus complicaciones le cuestan a México más de 148 mil 44 millones de pesos al año, casi el doble de las pérdidas por el robo de combustibles.

Ahora bien, debido al envejecimiento de la generación Baby Boomer (nacida entre 1946 y 1964), el acceso a una buena atención médica, así como recurrir a especialistas, son necesidades que se han vuelto importantes.  Se estima que 10,000 personas celebran su cumpleaños 65 todos los días, y se espera que esta tendencia continúe durante los próximos 12 años. En México, de acuerdo con las Proyecciones de Población que elabora el Consejo Nacional de Población, en el 2017 la población adulta mayor (65 años o más) ascendió a poco más de 8 millones de personas, de las cuales 54.4% es mujer y 45.6% hombre. Además, se estima que para el 2050, esta población aumentará a 24.4 millones; en términos relativos, la proporción de este grupo crecerá de 7.2 a 16.2 por ciento.

Internet de las cosas (médicas)

A pesar de los retos en este rubro, existen nuevas herramientas para enfrentar tan alarmantes cifras. La tecnología y la banda ancha forman una herramienta poderosa para brindar atención médica asequible y de mejor calidad llamada internet de las cosas médicas (o IoMT, por sus siglas en inglés), la cual puede ayudar a cualquier persona con acceso a Internet de alta velocidad, pero los principales beneficiados son aquellos pacientes con afecciones crónicas que necesitan realizar visitas constantes al médico. 

IoMT se refiere a una gran cantidad de dispositivos médicos y personales que crean su propia red en torno a un paciente, con datos y resultados que se envían constantemente a un médico o a varios. Estos dispositivos pueden controlar varias funciones diferentes a la vez, tales como:

  • Frecuencia / ritmo cardíaco
  • Funcionamiento de marcapasos
  • Niveles de glucosa e insulina
  • Actividad física del paciente 
  • Recordatorios para tomar medicamentos e información general del paciente 
  • Realización de exámenes regulares de sangre y orina 
  • Alertar a un cuidador si el paciente está en problemas o se ha alejado de su hogar
foto del paciente
Los pacientes con enfermedades crónicas, especialmente en áreas rurales, se benefician enormemente del monitoreo de su salud gracias a los servicios de Internet.

Dispositivos como bombas de insulina, desfibriladores y equipo CPAP ya están listos para “informar” a los médicos o especialistas sobre la situación médica de los pacientes, para proporcionarles un diagnóstico confiable las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Estos sistemas remotos a menudo son mucho más efectivos y precisos que los pacientes que reportan a los médicos por sí mismos las actividades relacionadas a su salud, como los horarios en que tomaron sus medicinas, así como sus patrones de sueño.

Dado que dichos dispositivos comparten esta información con los médicos y especialistas de los pacientes, esto puede reducir enormemente las posibilidades de tratamientos inconsistentes, diagnósticos erróneos, y repetición de estudios costosos, lo cual es especialmente conveniente para pacientes con más de una condición crónica. Los doctores pueden usar datos duros en lugar de depender de los pacientes para informarles sobre los medicamentos, dietas o actividades que puedan interferir o afectar sus tratamientos.

Esta estrategia tiene muchos beneficios que van más allá de las teleconferencias entre médicos y pacientes, tales como:

  • Registros ordenados y accesibles entre un paciente y médicos especialistas, en tiempo real.
  • Conferencias de seguimiento oportuno, para evitar que empeore la condición del paciente.
  • Los datos recopilados ayudan a los médicos a proporcionar información precisa para hacer que el paciente esté al pendiente de  sus propios síntomas y su respectivo tratamiento en el hogar o trabajo.
  • Los pacientes están más conectados y mejor informados sobre sus planes de cuidado, con una mayor conciencia sobre la importancia de mantenerse sanos.

El acceso a Internet puede generar un cambio radical 

Todo lo anterior es una buena noticia para los pacientes y doctores; sin embargo, la única forma en que estas tecnologías pueden funcionar es a través de un servicio de Internet confiable y de alta velocidad. La banda ancha es tan importante que, según la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos), “el futuro de la atención médica moderna dependerá de la disponibilidad y accesibilidad generadas a partir de  una conexión de alta velocidad”. 

Actualmente, el 33% de la población mexicana no cuenta con acceso a internet. Algunos no pueden costearlo; otros, especialmente en áreas rurales, no tienen acceso a opciones tradicionales de banda ancha como fibra óptica o conexión DSL.

La solución de Internet satelital de Viasat puede transformar este escenario. La tecnología satelital actual ha avanzado rápidamente en los últimos años y Viasat ha brindado un servicio eficiente desde 2012; por su parte, el satélite ViaSat-2, aún más potente y puesto en órbita en 2017, cubre casi todo Estados Unidos con velocidades de banda ancha confiables. Casi cualquier persona tiene señal inmediatamente después de suscribirse, por lo que en poco tiempo será posible disfrutar de Internet, así como de los mejores servicios de salud en el  mundo.

BackAtrás