24/07/2019 | BYPOR Nichole Rostad

Viasat superó expectativas en estas comunidades mexicanas

En muchas comunidades rurales de México, la señal de internet es muy débil y lenta, mientras que otras están en una situación peor, ya que están totalmente incomunicadas incluso por señal telefónica. Los habitantes de estas localidades deben caminar, a veces por horas, para llegar a un lugar donde su celular capte un poco de señal, apenas lo suficiente para poder hacer una llamada.

Así es la realidad de muchos mexicanos: en zonas rurales, sólo 4 de cada 10 habitantes tienen internet, muchos de ellos con baja velocidad y calidad deficiente en su servicio (Fuente: Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2017, ENDUTIH)

En este contexto, la señal de internet satelital ofrece una ventaja real por encima de otras tecnologías, ya que su infraestructura se puede instalar de forma sencilla y económica en las comunidades más alejadas. Sumado a eso, los más recientes avances en tecnología satelital de Viasat pueden ofrecer servicio de calidad equiparable al de las grandes ciudades de América Latina.

Cambiando la vida de comunidades de Jalisco

Las ventajas de la señal satelital son palpables en estas dos comunidades de Jalisco, donde Internet ha cambiado la vida de sus habitantes al permitirles usar por primera vez herramientas que para muchas personas son algo cotidiano.

Tuitán

Con una población de aproximadamente 250 personas, se encuentra casi completamente aislada por cualquier forma de telecomunicación. Ahí está la tienda de doña Imelda, a quien le pareció buena idea instalar en su local un punto de acceso al Wi-Fi Comunitario de Viasat, ya que el ingreso extra le convendría.

Viasat le proveyó una computadora para generar los códigos de acceso a Internet, un módem y una antena que instalamos en el techo del local. Doña Imelda aprendió a sacar los códigos y ahora lo hace de forma muy fácil: al encender la computadora el programa entra directamente, ahí ingresa su usuario y contraseña, selecciona el paquete de internet que el cliente le solicita, lo anota y lo entrega.

Tiempo atrás hubo un intento por llevar internet tradicional (por tierra) a la zona, pero por desgracia la señal era demasiado lenta y en muchos equipos ni siquiera era posible conectarse. Ahora, de acuerdo con Imelda y otras personas de Tuitán, los vecinos pueden obtener internet de alta velocidad para hacer uso de distintos servicios en línea. Para los estudiantes de la comunidad, poder acceder a educación por internet es clave para tener mejor aprovechamiento escolar.

Jalpilla

En esta comunidad que apenas rebasa los 200 habitantes, el punto de conexión al Wi-Fi Comunitario es la tienda de don Hugo. A él le ayuda su hijo en el negocio, sobre todo a manejar el equipo de cómputo y a obtener los códigos de Wi-Fi que los clientes le piden.

La tienda de don Hugo es el ejemplo perfecto de la gran demanda de conexión en las zonas rurales: Viasat terminó la instalación a las 9 pm y sólo una hora después ya se habían vendido 40 códigos de acceso a internet.

Tal fue la necesidad de usar Wi-Fi, que don Hugo tuvo que poner un letrero fuera de la tienda para avisar a los clientes que los códigos solamente se vendían hasta las 10 pm. Y es que las personas le solicitaban códigos de acceso a todas horas.

Sabemos que las comunidades rurales que necesitan Internet son muchas. De hecho, a veces personas de otras comunidades le preguntan a Hugo cómo pueden tener señal ellos mismos en sus lugares de origen. Esto nos alienta a seguir ayudando a más mexicanos para incluirlos en la era digital.

BackAtrás