12/06/2019 | BYPOR Nichole Rostad

Reducir la brecha digital: el próximo gran reto para México en educación

En países desarrollados como México, 60% de la población tiene acceso a  algún tipo de conexión a Internet, pero sólo el 12% de las escuelas cuenta con conexión de banda ancha.

Estudios revelan el impacto positivo de la tecnología en la educación, donde el Internet de alta velocidad es clave. De acuerdo con Kevin Cohen, Director General de Wi-Fi Comunitario de Viasat para las Américas, en un país como México, donde más del 30% de niños y jóvenes menores de 15 años no completan el nivel básico correspondiente a su edad, una mejor cobertura de Internet podría ser la clave para incrementar la calidad de su educación.

Además, mientras que en Estados Unidos la velocidad de descarga promedio es de 15 Mbps, en México apenas alcanza 7.5 Mbps; siendo esta esa la tercera mejor velocidad promedio en Latinoamérica, sólo por debajo de Chile y Uruguay.

En los próximos años, el verdadero reto para México será reducir la brecha digital en todas los sectores del país y mejorar su calidad educativa. Este esfuerzo incluye áreas urbanas y rurales en lugares remotos, donde la falta de Internet y los problemas educativos son persistentes.

De acuerdo con el Reporte del estado de la banda ancha de 2017 elaborado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones de la ONU, el Internet satelital será crucial para la educación de países en desarrollo durante los próximos años. La meta es conectar a miles de millones de personas en los próximos cinco años.

“Hoy, el Internet ofrece la posibilidad de proveer educación en cualquier área gracias a la implementación de tecnología satelital, la cual se ha convertido en el elemento principal que tenemos para reducir la brecha digital en el país”, afirmó Kevin Cohen.

Aquí es donde el Internet satelital se convierte en el principal aliado para casos como el de México. Viasat ya lanzó su innovador servicio de Wi-Fi Comunitario en el país, el cual actualmente ha permitido conectar a más de un millón de personas que antes tenían poco o nulo acceso a cualquier tipo de conexión de banda ancha. También estamos trabajando en ViaSat-3, una nueva constelación de satélites que brindará  cobertura a todo el mundo; su lanzamiento está planeado para 2020 y fortalecerá significativamente la cobertura en Norteamérica, incluyendo México y los países de Centro y Sudamérica. Esta nueva generación de satélites dará servicio de banda ancha de alta calidad a comunidades remotas, pero también a áreas urbanas a lo largo del país.

La posibilidad de alcanzar todas estas comunidades implica grandes oportunidades para promover el uso de tecnologías que reduzcan la brecha educativa no sólo en México, sino también en otros países de Latinoamérica.

BackAtrás